Sorprende a tu Sixtyneador, tomando el control

En Sixtynite queremos verlos siempre sonreír. Y así como a veces les damos consejitos a los Sixtyneadores Macho Alfa Lomo Plateado; en esta ocasión queremos dirigir nuestra atención a esas dulces criaturitas que nos hacen perder la cabeza.

Así que, preciosas Sixtyneadoras; sigan leyendo porque les vamos a dar unos pequeños consejitos para volverlos locos de placer en la cama.

1. Juega hasta que ya no pueda más. No lo podemos negar, el juego previo le pone la piel chinita a cualquiera. El deseo aumenta, los cuerpos (y ciertas partes) se humedecen sensuales; la excitación está a tope, y eso, sin lugar a dudas, contribuye a un encuentro mucho más rico, en el que se disfrutan a lo grande. Así que deja volar tu imaginación; organiza un juego de papeles, ponte tu lencería más cachonda y sedúcelo hasta muera de hambre y ganas por ti.

2. Revive tu época de boyscout. Eso de explorar por los confines de su cuerpo puede ser todo un gusto para los dos. Mientras tú deslizas manos, dedos, lengua y todo lo que se te ocurra por su cuerpo, él podrá relajarse y dejarse querer. Además, podrás descubrir sus zonas más débiles para hacerlo rendirse a tus pies, y que nunca vuelva a decirte que no.

3. Dile cochinadas. Intentar hablar sucio con tu pareja mientras se están haciendo de todo, puede ser un riquísimo “turn-on” que puede excitarlo de modos que no te imaginas. Deja a un lado la pena y, si definitivamente es algo nuevo para ti, puedes comenzar por pedirle que te diga “cosas” … después ya sólo es cuestión de seguirle el juego. Juntos pueden hacer sus más perversas fantasías realidad.

4. Vuélvete su postre favorito. Para este tip es mejor que te olvides de tu manía de mantener limpias las sábanas, porque aquí la gracia es revolcarse en el paraíso de la pasión. Crema batida, miel, chocolate o hasta salsa Valentina… aquí todo vale si se trata de experimentar y saborear como nunca de ese cuerpecito que te estás (literal) comiendo. A darle gusto al gusto.

5. Disfrútate. Este tip tal vez te pueda causar un poquito de pena; pero seamos honestos; todo el mundo explora su cuerpo. Así que, lánzate; deja que tu pareja se dé un agasajo viéndote acariciar tu cuerpo. Se va a prender como pocas veces. Aquí el placer está garantizado.

Gozar en pareja es un verdadero sueño si ambos le ponen ganitas y dejan que el gusto sea su motivación. Atrévete a tomar el control y sorpréndelo con estos consejos. De verdad le van a encantar. Ahora sí, hora de Sixtynear.

Dejar un comentario