¡Ojo con l@s intensit@s!

A veces, sólo a veces, dejamos que las emociones nos invadan y marquen el paso que seguimos. Desde una simple película romántica, hasta una palabra dicha con una entonación extraña puede ser el detonante para que un cúmulo de sentimientos haga fiesta en nuestra mente… amamos demasiado, odiamos demasiado… todo lo vivimos siempre con toda intensidad. ¿Te identificas, o conoces a alguien así?

Sigue leyendo porque vamos a enseñarte cómo detectar a una Personita Intensa, y qué hacer con ella…

Muchas personas dicen que es cosa de baja auto estima. Otros que se trata de seres tan sensibles, que el más mínimo cambio los pone de cabeza, y otros tantos, que sólo es porque les gusta llamar la atención. Lo que sí es un hecho, es que puede ser toda una experiencia encontrarte con una Persona Intensa. Así que aquí te presentamos el Método Comprobado Sixtynite, para identificar a l@s Intensitos.

  1. No hace ni dos días que se conocen, pero Intensit@ ya te mandó solicitud a Facebook, ya te sigue en Instagram, te mandó 90 whatsapps para saludarte, y hasta consiguió el número telefónico de tu casa. No vaya a ser que por unos segundos se queden sin comunicación.
  2. Se dieron un beso riquísimo y pasaron una cita maravillosa; pero Intensit@ ya está organizando la boda, tiene planeado ir a ver el departamento que será su futuro hogar, y ya hasta pensó en los nombres de sus futuros hijos…
  3. Le dices que vas a salir con tus amigos, e insiste en acompañarte. ¿Por qué no l@ quieres llevar contigo? ¿A quién vas a ver? ¿Ya no l@ amas y por eso quieres pasar tiempo con alguien más?
  4. Si acaso te dio chance de salir con tus BFF, se te aparece en donde menos te lo imaginas, y además, hace hasta lo imposible por volverse parte del grupo.
  5. Si te llama y no contestas, intenta, y vuelve a intentar, y después envía mensajes de texto, correos electrónicos; llama a todos tus familiares para saber si estás con ellos; y para rematar, hasta en la escuela te vocea; puede ser que no hayas escuchado el timbre de tu celular.
  6. No tolera que intercambies miradas con otro ser humano del sexo opuesto; y si acaso se te ocurre hacerlo, prepárate para un drama marca diablo, “porque seguro andan, andaban o estás pensando ponerle el cuerno con “es@”.
  7. Si acaso cometes la grave imprudencia de invitarl@ a tu casa, llega con equipaje como para tres meses, y deja por todo el lugar pequeños artículos para que quien se atreva a visitarte, sepa que estás casi casi comprometid@.
  8. Insiste en conocer a tu familia, a tu jefe, a tu maestra de kínder, al señor que te vende el pan y hasta al viene-viene que te cuida el coche. Pues si van a estar juntos toda la vida, lo mejor es que todo tu círculo social sepa a quién amas, ¿no?
  9. Las conversaciones tienen un tono de interrogatorio y pone mucha atención en los detalles más mínimos: ¿Por qué te pusiste ese suéter? ¿Por qué hoy comiste más tarde, o más temprano? ¿Por qué la llamada de hoy duró diez segundos menos de lo acostumbrado? ¿Por qué, por qué, por qué?... Y siempre que te pregunta algo, es en un tono acusatorio. Ush… meyo…
  10. Controla todos y cada uno de tus movimientos, pensamientos, gastos, palabras… Y exige estar al tanto de tu día entero… porque te ama, y sólo quiere lo mejor para ti.

Si te sientes identificad@ con más de tres situaciones; querido Sixtyneador, tenemos dos opciones para ti:

  1. Si esta personita ya te hace sentir miedo… mucho miedo: ¡Huye, huye lo más rápido que puedas! ¡Vende todas tus pertenencias, cámbiate el nombre y múdate tan lejos que ni el sol te alcance! Estás en peligrosa presencia de un@ verdader@ Intensit@.
  2. Si el entrarle con todo al juego del amor es lo tuyo, échale ganitas y no te saques de onda si de repente tu amorcito sale con actitudes extrañas. Total, el amor viene en todos colores y presentaciones y todo se vale siempre y cuando te sientas a gusto.

Ahora sí, mi estimadísim@ Sixtyneador@; es momento de observar cuidadosamente a tu “Adoración” y checar qué tanto se le da la intensidad. Sólo recuerda que si van a ponerse intensos, ¡nada mejor que darle rienda a los instintos y Sixtynear!

Dejar un comentario